Todavía es posible impedir que Chile se someta al nefasto Acuerdo Transpacífico TPP: ¡Movilízate!

004Durante el pasado 21 de noviembre, más de 40 representantes de organizaciones sociales ciudadanas, políticas, fundaciones e institutos convocados por la Plataforma Ciudadana Chile Mejor sin TPP nos reunimos para intercambiar opiniones y construir estrategias que nos permitan movilizarnos y sumar a más chilenos y chilenas al rechazo al Acuerdo Transpacífico TPP que pretende aprobar el Congreso.

Creemos en el rol activo de la ciudadanía para impedir la suscripción a un Acuerdo que fue negociado en secreto, a espaldas de la sociedad y sus organizaciones, y que pretende dar continuidad y profundización multilateral a los Tratados de Libre Comercio suscritos por Chile con Estados Unidos. Dichos tratados, presentados por la clase política como necesarios para el desarrollo del país, han debilitado a la industria nacional, favoreciendo a las grandes transnacionales norteamericanas y la concentración de excedentes y propiedad de los grupos económicos más poderosos de Chile, en desmedro de los intereses de trabajadores, campesinos y sectores medios.

El TPP seguirá afectando a los mismos que el Tratado de Libre Comercio perjudicó, incluso en áreas más sensibles: la protección en patentes y registros sanitarios que contempla el acuerdo provocará el aumento del ya abultado costo  de los medicamentos y se traducirá en nuevos beneficios para las grandes multinacionales farmacéuticas.

A su vez, el TPP consolida nuevas ventajas para el capital extranjero en sus diversas inversiones en Chile, atentando contra la soberanía alimentaria, ya que uno de sus puntos exige al país ratificar el Convenio UPOV 91, que es la versión internacional de la Ley Monsanto. Este proyecto, que busca privatizar la propiedad intelectual de las semillas y obstaculizar el etiquetado de alimentos transgénicos, fue retirado del Congreso por el Ejecutivo en marzo de 2014 debido a la oposición ciudadana. Sin embargo, la suscripción a al TPP implicará la reposición antidemocrática de la Ley Monsanto para cumplir con las exigencias internacionales del acuerdo y un nuevo daño a la agricultura familiar campesina.

La aprobación del Acuerdo Transpacífico TPP también le otorga poderes supranacionales a las empresas, por encima de la legislación e institucionalidad local –a través de tribunales de arbitraje externos, donde éstas podrán incluso demandar al Estado si consideran que se obstaculiza la inversión- y no prevé los procesos de consulta a los pueblos indígenas comprometidos por Chile en el Convenio 169 de la OIT.

Otro de los aspectos preocupantes del TTP se refiere a la propiedad intelectual. El tratado pretende ampliar las patentes, endureciendo la censura en Internet y extendiendo más allá de los 100 años el plazo para que una creación cultural pase a ser de dominio público. Así, los proveedores de la red y los servicios en línea tendrán una labor directa y activa en la censura de contenidos considerados pirata y los usuarios verán restringida su posibilidad de uso libre y gratuito de las comunicaciones.

Se espera que el proyecto sea ingresado al Parlamento a partir de marzo de 2016, instancia donde los parlamentarios no podrán modificar ninguna letra o punto del tratado, limitándose a aceptar o rechazar el TPP. Antes de que eso ocurra, creemos que es posible que los chilenos y chilenas movilizadas podamos impedir la suscripción de nuestro país a un acuerdo que representa otro paso más hacia la globalización neoliberal.

Infórmate e informa a los tuyos: así como Chile requiere de una Nueva Constitución, necesitamos revisar los Tratados de Libre Comercio que atentan contra nuestra soberanía, economía y democracia en nombre de un falso progreso económico. Te invitamos a defender nuestra autonomía, di #NoalTPP!


Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *